jueves, 20 de enero de 2011

Xavier Beauvois: "Ahora tenemos montadores que nunca han tocado una película."



Gran noticia: Se ha estrenado "De dioses y hombres" de Xavier Beauvois (Nord, Le petit Lieutenant). Hay que ir a verla. 

Mientras, en el último número de Cahiers-España hacen un especial sobre él y el cine francés contemporáneo. Recojo algunas ideas de una entrevista amplia y valiosa realizada por Jean-Philippe Tessé.


. . .


Sobre el montaje.
"Uno debe protegerse de la película, verla lo menos posible, tomar distancia, hacer pausas. Mantenerse fresco. Fui dos veces a las mezclas del film. Tenía el oído fresco, podía escucharlo todo, iba rápido, sabía exactamente qué había que hacer. Cuanto más te alejas de la película, más cerca estás de ella. Hace falta olvidar. Para la imagen, el montaje, el sonido, todo."

Sobre la cámara que usó y los objetivos (Aaton modelo Penélope, 35mm).
"Es un aparato maravilloso, apenas pesa más que una cámara de 16mm. Al hombro es muy estable, y muy manejable en un coche o un helicóptero. Y no hay nada más que dos cables. ¡Si vieras la masa de cables que arrastran las cámaras digitales!"

"En muchas cámaras hay zooms, incluso cuando no se aplican. Lo que es yo, nunca uso el zoom, lo encuentro vulgar. Si necesito acercarme, corto. O hago un travelling. Cuando se utiliza un zoom sin aplicarlo como tal, se tienen todos los objetivos en uno, lo que permite inventar focales al milímetro y rodar con un 45, con un 53, etc. Caroline Champetier (DOP) y yo estamos convencidos de que los focales puros se notan. Cuando rodamos con un 40mm, son realmente 40mm, no 39 ó 41. Se coge el 40mm o el 50mm y se mantiene."

Sobre lo digital.
"Cuando pienso que en la Fémis han vendido todas las mesas de montaje de celuloide... Ahora tenemos una generación de montadores que nunca ha tocado una película."

Sobre la verosimilitud.
"Veo muchos documentales en la tele, me encanta. Ser realista es una cuestión de respeto hacia el público. Cuento una historia y al mismo tiempo ofrezco un documental, muestro una realidad. Mejor que en la tele: no hay necesidad de borrar los rostros. Me gusta mucho hablar con consejeros, aprender. No considero que eso sea un trabajo. Es una cuestión de honestidad y es también un placer convertirse en especialista sobre un tema, ya que, si he decidido hacer una película sobre él, me interesa realmente. Cuando veo una película en la que un poli lleva el brazalete en el brazo equivocado, no me lo creo, dejo de atender. Un militar que vea En tierra hostil (Bigelow, 2008) se parte de risa."

Etiquetas: , , ,

1 comentarios:

Blogger David Aguilera ha dicho...

Esta misma entrevista la leí recientemente en la Cahiers. Me gustó mucho cómo la enfocaron, las opiniones del director y los detalles referentes a su última película. Merece mucho la pena leerla. Y ver `De dioses y hombres´ también!.

Un saludo

24 de enero de 2011, 0:53  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal