lunes, 6 de diciembre de 2010

LA VIDA LOCA, de Christian Poveda - Presentación en Madrid.



Hace un par de semanas se proyectó en el auditorio del Instituto Francés de Madrid el documental de Christian Poveda, La vida loca. Resultó una obra con momentos llenos de dureza, impactante para la mayoría de asistentes.

Ya había comentado anteriormente que Poveda había sido asesinado tras terminar el documental, en El Salvador. Fue ahí donde grabó su obra, fue ahí donde volvió a hacer unos pases privados para miembros de "las maras" y para la policía, y fue ahí donde lo mataron.

¿Cómo ocurrió? ¿Quiénes lo asesinaron? ¿Los pandilleros? ¿La policía?

Esta es una pregunta que, a más de un año del crimen, sigue sin responder. Las teorías siguen siendo diversas y el público se sigue mostrando extrañado por el tema, como se vio tras la proyección de La vida loca.

Aquí comparto un vídeo de ese evento, que contó con la presencia de los productores del documental, Carole Solive y Luis Ángel Bellalba, de la hermana de Christian y del crítico de cine Javier Tolentino.




Para quien desee más información sobre lo ocurrido, aquí está el artículo que sacó El País tras la muerte del director Poveda, y esta es una buena crónica de la revista Gatopardo.

La versión oficial indica que han sido los propios pandilleros de "la mara 18", aquellos a quienes Poveda estuvo registrando durante dos años, quienes tras ver el documental le dieron muerte.

Sin embargo, el grupo "Amis de Poveda" considera esto absolutamente irreal e ilógico, apuntando a la policía como la verdadera responsable de la desaparición del realizador:

"Christian molestaba, su trabajo de periodista ponía ruidosamente en tela de juicio la policía, la justicia, hombres políticos y detrás de todo esto los verdaderos beneficiarios de las ganancias (narco-tráfico, comercio y tráfico de armas, sociedades privadas de seguridad) que generan y utilizan la violenta delincuencia de estas maras."

(Todo esto lo he tomado de un e-mail que recibí y que cualquiera puede pedir al correo amisdepoveda@gmail.com, pues tienen mucha información adjunta que aquí se haría extensa.)

Creo que la capacidad de remover los cimientos de nuestra "realidad" es una arista valiosa del documental. Christian Poveda lo hizo con su obra y lo sigue haciendo con su muerte. Este documental, que ha estado en San Sebastián, Biarritz y muchos otros festivales, es el documento de un problema que no tiene pronta solución pero que merece ser observado y no ser obviado, como decenas de asuntos graves en el mundo.

La mayor prueba es que no se suele asesinar a las personas que hacen documentales.

Etiquetas: , , ,

1 comentarios:

Blogger Los criticones ha dicho...

Una imagen que explica por qué se crean estos barrios marginales.

15 de diciembre de 2010, 11:55  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal